lunes, 5 de abril de 2010

FICEL CASTRO Y LA REGLA DE OCHA


Me permito compartir con ustedes, la siguiente investigacion que realice referente a la relación que guarda Fidel Castro con la Religion de Ocha, Como historia dentro de la santería, se cuenta que FIDEL CASTRO a la edad de siete años, tenía día a día fiebres muy altas, por lo cual una de las mucamas que tenían en la finca le dijo a la madre que lo llevara a un santero, quedando desde ese momento bajo la protección de Ochun.


El evento que marco el destino de Fidel Castro dentro de la Santería, se dio el día 8 de enero del año de 1959, cuando Fidel Castro entro triunfante al la ciudad de la habana cuba, después de una revolución civil. Ese día cuando el comandante subió a un pódium, mientras daba un discurso al pueblo cubano, una paloma que volaba cerca de él, se le poso en el hombro izquierdo, en ese momento el pueblo cubano confirmo que Fidel Castro era el elegido, era el homo ocha, a partir de ese día, el pueblo cubano lo llamo él caballo. Dentro de la santería existe un PATAKY que explica que los grandes sacerdotes de la religión santera, serán aquellos que olofy los escoge, mandando que una paloma se les pose en el hombro izquierdo.


Un episodio más que quedo plasmado en la historia se dio, concretamente cuando el follón de los marielitos Fidel llamó al Babalao mayor de la Isla y se sacrificaron 30 Gñus, traídos para la ocasión. También existen datos verídicos los cuales se desarrollan en las elecciones de Venezuela, en las cuales Fidel Castro mandó a un grupo de santeros para que le hicieran un ritual a Chávez, que fue rociado con sangre de varias gallinas, publicándose fotos de ello en la revista Año Cero en donde incluso se menciona que Hugo Chávez sabe leer los caracolas.

Para los cubanos no constituye un secreto la vinculación de Fidel Castro con las religiones afrocubanas. Desde Yorubas hasta Espiritistas le han, en múltiples ocasiones, sonado los caracoles y tirado los cocos a Fidel Castro porque si algo preocupa al mayimbe principal es su futuro.

Se le vio vestido de blanco por única vez en una foto tomada en un viaje a Guinea, donde se comentaba abiertamente que se había hecho Santo Allí fue su Elbó y allí le leyeron su Itá.


El número 13 parece ser la fecha escogida por Fidel Castro, fue un 13 de julio de 1963 que fueron fusilados 21 oficiales.

Fue un 13 de julio que Fidel ordenó hundir el remolcador 13 DE MARZO.



Un 13 de agosto, día de su cumpleaños en 1963, mando a hacer ebbo para salud.



Muchos se preguntaran la razón porque Fidel ha paralizado el país por la devolución de un niño desconocido. La respuesta radica en Ocana Oyekún. Atormentado por tantos fracasos, el Comandante cada día se consulta con un interminable desfile de Santeros.


Y fue así que consultando los cocos sobre si seria arrestado en Estados Unidos cayeron las cuatro tapas: Okana Oyekún, las cuatro en negro, lo contrario de Alafia, hablaba Changó y la letra era mala en todos los sentidos.


Se trajeron Babaloches, Illalochas y Oluas para que aclararan con el Santo lo que estaba asando. Se pusieron en el suelo los cuatro pedazos de coco frente al santo. Hablaron Orishas y muertos y se comenzó a moyubar. Obinú Ikú, Obinú Ano, Obinú Eyo y se pusieron pedacitos de coco frente al Santo. AKUE YE respondía el enfurecido Mayimbe en jefe. Se consultó a Oggun, Ochosi, Obatala, Changó, Yemayá, Ochun Osaian y Orunmila y todos contestaron menos Eleggua, el que Fidel necesitaba desesperadamente para que le abriera los caminos, pero la única respuesta era Ocana Oyekún, siempre no, un no certero, letra que siempre anuncia muerte.


Eleggua seguía sin responder. Sacrificaron ratones blancos, gallos finos, jutías, monos, hivos, toros, carneros, bueyes y venados, pero Eleggua no se manifestaba. Al mismo tiempo un pequeño llamado Elián se abría paso entre las olas. Era inevitable que el dramático hallazgo de un niño, protegido por delfines que sobrevivía milagrosamente sin quemaduras de sol y era acogido por el exilio desatara la desenfrenada ira del Mayimbe en jefe.


Ese era su Eleggua y había que devolvérselo a como diera lugar. El ultimátum era de 72 horas, era también el aullido de una fiera herida. El resto es historia, un país movilizado por un capricho, un país paralizado por un hombre esquiciado que insiste en recuperar su suerte. Los simbolismos eran inevitables. Eleggua es un niño travieso, el Santo mimado de los dioses, el que come primero, el que abre los caminos. A quien pierde a Eleggua "todo le va pa'tras". Los que conocen del nacimiento de Eleggua saben que se trataba de una madre que tuvo dificultad para concebir y un día caminando a espaldas de la luna se alejo de la aldea y sentándose bajo un cocotero vio un coco caer que parecía brillar con luz propia y al beber de su agua se volvió fecunda.

No escaparía a Fidel, que todo lo mando a investigar sobre el niño, el simbolismo con la madre que perdió 7 embarazos antes de concebir a Elián.


Eleggua, el escogido, el niño que abre caminos se le alejó a Fidel y con él su suerte. No debe quedar duda de porque hay que regresar al pequeño príncipe en Cuba.


No es de extrañar que el propio Fidel dirija la batalla, aunque los Orishas pidan, una vez más, ebbo.

Por último datos consultados en Matanzas Cuba, se afirma que FIDEL CASTRO corono Odudua el cual es el fiscal de la religión Yoruba y el santo que le realizaron fue Obatala, sus atributos de santo y demás estan en una casa finca en el Wajai.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

PUEDES MANDAR TUS COMENTARIOS A: santeria_ache@hotmail.com